www.pinamar24.com.ar
Lunes 16 de Septiembre de 2019
22/08/2019 -
 23/08/19
Sociedad
TRABAJA COMO AUXILIAR DOCENTE, LE AMPUTARON UNA PIERNA Y DESDE EL CONSEJO ESCOLAR LE EXIGEN PRESENTARSE A TRABAJAR POR “FALTA DE CERTIFICADO DE AMPUTACIÓN”

La situación es indignante y causa estupor en la comunidad educativa. Marina Alcaraz atraviesa una dura realidad después de que, en junio del año pasado, debieron realizarle la amputación de una de sus piernas. Ella trabaja desde hace 20 años como portera y cocinera en escuelas del Partido y su vida cambió por completo por una enfermedad.


La situación es indignante y causa estupor en la comunidad educativa. Marina Alcaraz atraviesa una dura realidad después de que, en junio del año pasado, debieron realizarle la amputación de una de sus piernas. Ella trabaja desde hace 20 años como portera y cocinera en escuelas del Partido y su vida cambió por completo por una enfermedad.


En ese contexto, la auxiliar solicitó un pedido de licencia y desde el Consejo Escolar le solicitan más pruebas o que vaya a trabajar. Sin más remedio, Marina comenzó a presentarse en su trabajo para cumplir su horario a pesar de todo.


Marina tiene 50 años, es madre soltera y por una trombosis perdió su pierna derecha el 24 de junio de 2018. Desde entonces solicitó una licencia por discapacidad, la cual se agotó en marzo y desde el Consejo Escolar de Mar Chiquita le indicaron realizar el trámite para pedir licencia por estrés, la cual se debe renovar cada 15 días. “Yo no tengo estrés, me amputaron una pierna”, declaró en dialogo con El Ciudadano.


“Trabajo desde el año 2000 haciendo licencia de portera y cocinera en Vivoratá y Cobo. Mensualicé hace cinco años, me llegó la titularización el año pasado, presenté todos los papeles y en medio me amputaron la pierna”, explicó la auxiliar docente y agregó: “ya agoté los días de amputación por ser mensualizada. Es agotante, ya no hay médico al que no le tenga que rogar que me haga el certificado y rogando también al Consejo que digan cada vez que tengo que hacer. Me hartaron”.


Por la falta de respuesta de las autoridades del Consejo Escolar de Mar Chiquita, Marina debió presentarse a trabajar en las condiciones que se encuentra. Como si fuera poco, para hablar con los responsables del Consejo, debe subir escaleras ya que en el edificio municipal no hay ascensores, lo que hace más difícil demostrar lo que le pasa.


“Estoy cansada, tengo toda la voluntad del mundo, pero no me voy a quedar sin trabajo por una ocurrencia de una señora que me está tomando el pelo, como el señor Álvaro Peña que ayer me atendió cuando quiso, como todo el personal administrativo que ayer me tomó el pelo todo el santísimo día. Estoy cansada de llamar y preguntar ¿Qué es lo que tengo que hacer?”, enfatizó.


Tras la viralización de las imágenes que demuestran la veracidad de su situación y en las condiciones que debe trabajar por una cuestión “administrativa”, desde el Consejo Escolar programaron una reunión con ella para las 11 de la mañana de hoy.




REDES SOCIALES


© 2018 - PIMAMAR 24
PROPIETARIO: DIEGO ANDRES URIBE
DIRECTOR GENERAL: DIEGO ANDRES URIBE
FECHA 16/09/2019 EDICIÓN: Nº664
DOMICILIO LEGAL: JASON 429 PINAMAR
REGISTRO DNDA EN TRÁMITE