Sábado 20 de Julio de 2024







 10/07/2024 - Sociedad
Aquella mujer que desafió los cánones de la docencia

Pinamar (por Sergio Michnowicz).-Conocí a Beba cuando despuntaban los años ’90. Era regente de la entonces Escuela Media “Corbeta Uruguay” de Pinamar, hoy Escuela de Educación Secundaria Nro 1. Junto a la directora “Kela” Cabral, formó una dupla inseparable a la hora de organizar, promover y defender la escuela pública.
Fuente: Mensajero de la Costa



Cuentan que llegó a la región a mediados de los años 70. Su primer destino como profesora fue Villa Gesell, dando clases de contabilidad o estenografía. Era perito mercantil, pero su preparación y practicidad en la resolución de problemas la fue llevando a un lugar donde hacía falta gente pensante y con ideas.


 


Pinamar le abrió las puertas y allí se encontró con un “dreamteam” de docentes de lujo: Alicia Silva, Silvina Ruau, el director Costa, Analía Bereilh, Kela Cabral, Maruca Bianco, Dematteis, Vicky Jorge y Ballo, Mery Beascochea y Doris Bin.


 


Tan buena compañera en el trabajo era que todos podían contar con ella para tener una “oreja” que los escuchara. Porque era así, preocupada por sus colegas que pedían una ayuda de confidente.  Y ni hablar de los alumnos, a quienes conocía uno por uno y sabía de sus necesidades.


 


Recuerdo que siempre hacía mención de un alumno que cayó en desgracia (fue preso) y que hizo lo imposible para sacarlo adelante, porque creía en él. No por el delito cometido, sino porque era un excelente alumno y que debía ayudarlo para sacarlo de la mala. Con los años, ese alumno ya hombre le agradeció infinitamente el gesto y pudo recomponer su vida.


 


Esa era Beba.


 


No podía ver a los pibes que iban a la escuela sin comer. Ella misma averiguaba y hacía que le preparaban viandas, algo para que se lleven a la panza. Estaba en todas, no aceptaba las injusticias.


 


Emprendedora como pocas, junto a otras integrantes de su equipo logró al menos 16 excursiones por el país para los alumnos de la Corbeta. Inédito para una simple directora, que concretaba lo que se proponía.


 


La democracia llegaba y ella fue electa concejal por la UCR en Villa Gesell y después consejera escolar. De ahí a radicarse a Pinamar, para un nuevo desafío, fue otro gran paso. Que no la amilanó. Al contrario, la fortaleció porque aquí llevó adelante otros proyectos maravillosos como el Simulado de Naciones Unidas que durante años puso al distrito a la cabeza de la educación pública de excelencia; promocionó el Centro de Estudiantes; un nuevo código de convivencia escolar para sacar las amonestaciones y utilizar el diálogo para resolver los problemas; presión a las autoridades para que el boleto estudiantil sea una realidad; la Campaña de los 1000 Libros para crear la biblioteca de la Corbeta…


 


Lejos de irse a su casa cuando se jubiló, el ex Intendente Blas Altieri la invitó en el 2007 a participar en la lista del vecinalista MUPP. Y durante cuatro años buscó darle solución a los problemas de las escuelas del distrito. Tarea nada sencilla para los tiempos que corrían.


 


Luego en el 2011 participó como candidata a concejal por el vecinalismo, pero las movidas de entonces hicieron que diera un paso al costado. La destitución del Jefe Comunal la desalentó, porque entendía que los grises en política llamaban a confusión. Y prefirió alejarse.


 


Hacía tiempo que no la veía. Cada vez que nos cruzábamos me preguntaba por mi mamá, que terminó en el turno noche en la Corbeta y era una de las alumnas más grandes en edad. Se acordaba hasta del nombre, vea…


 


El 25 de julio hubiera cumplido años.


 


Se llamaba Elida Covello. Tenía 85 años. La persona que escuchaba a todos. La mujer que defendió la escuela pública a ultranza. La que sacaba la cara por los pibes con problemas. La que siempre pensó lo mejor para su escuela. Esa era Beba.


 


Tenía dos hijas, Claudia y Valeria. Nietos y hasta un bisnieto. Una mujer valiente que solita enfrentó la adversidad y salió airosa.


 


Seguro que estarás con Kela armando la revolución educativa con los querubines, llenando las aulas celestiales y buscando nube por nube a aquellos que necesitan ayuda. Con el aval del Barba a quien seguramente convenciste…


 


¡Hasta el reencuentro Beba querida!











PINAMAR24 EN FACEBOOK


© 2022 - PINAMAR 24
PROPIETARIO: DIEGO ANDRES URIBE
DIRECTOR GENERAL: DIEGO ANDRES URIBE
FECHA 20/07/2024 EDICIÓN: NÚMERO
DOMICILIO LEGAL: JASON 429 PINAMAR
REGISTRO DNDA EN TRÁMITE